THQ cierra definitivamente y deja en el aire el futuro de sus franquicias

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Tal y como adelantamos hace unos meses, THQ no ha podido aguantar y ha tenido que cerrar sus puertas al entrar en quiebra. Sus filiales han sido subastadas y, a partir de ahora, deja de existir como compañía. Así se lo han hecho saber Brian Farrell y Jason Rubin, dueños de la compañía, a sus empleados.

Una situación dramática que quizá tenga un punto positivo: parece que los estudios de THQ acabarán en buenas manos y que varias franquicias de éxito seguirán su curso. Pero también hemos conocido terribles noticias acerca del futuro de sagas tan aclamadas como ‘Darksiders’. Vamos a conocer al detalle la situación.

A finales de diciembre se subastaron los principales estudios de THQ. Sega se hizo con Relic y con la saga ‘Company of Heroes’. Ubisoft se ha quedado con THQ Montreal, con dos títulos de los que sabemos poco: ‘1666’ y ‘Underdog’. Y por último Koch Media ha comprado en la subasta Volition y su franquicia ‘Saints Row’, de la que se espera una nueva entrega en breve.

Afortunadamente estos estudios seguirán activos bajo un nuevo paraguas y no debemos temer por sus franquicias. Pero no en todos los casos la cosa ha sido tan afortunada.

El futuro de otras franquicias

Hay varios juegos que se mantendrán en desarrollo tras haber sido subastados. Este es el caso de ‘Evolve’, que ahora pasa a las manos de Take Two. ‘Homefront’ pasará a ser gestionado por Crytek y ‘Metro 2033’ será desarrollado por Koch Media.

Sin embargo, hay franquicias que no tienen claro su futuro. Una de ellas es ‘South Park: The Stick of Truth’. Lo tiene bastante crudo para seguir en desarrollo. Tampoco ‘Darksiders’ y su estudio Vigil Games, tendrán continuidad, y eso que eran dos pilares básicos de THQ. Además, Vigil games estaba desarrollando un juego que sus propios creadores definían como original y rompedor, ‘Crawlers’, y también queda en el aire.

En las últimas horas se están recibiendo muchos apoyos por parte de la comunidad de internautas para que Vigil Games logre encontrar dueño y financiación. Pero de momento nadie ha subastado por ella y está en peligro de desaparecer.

Las consecuencias de una bancarrota, como veis, suponen carne de cañón para los oportunistas y un desastre en general para los aficionados. Desde aquí, nuestro más sentido pésame a la pérdida de THQ. Que sea leve y que sus trabajadores logren encontrar colocación.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *