Oculus Rift: la realidad virtual llega a los videojuegos


Oculus Rift es un aparato que revolucionará la industria del videojuego. Se trata de unas gafas de realidad virtual que solventan los problemas de velocidad de reacción que presentaban estos dispositivos. Lo más plausible que habíamos visto era la recreación de escenarios en habitaciones, realizada por Microsoft.

A continuación, os mostramos un espectacular vídeo de cómo funcionan y de cómo se ve a través de estas gafas, y os damos todos los detalles de las mismas.

Aunque los videojuegos han avanzado mucho, aún no hemos podido sentir las experiencias de inmersión total en ellos. Esto es algo que, de momento, pertenece al futuro. A menos que Oculus Rift tenga éxito y lo cambie todo.

Cuando pruebas estas complejas gafas, muy parecidas a las de un esquiador, tienes varias sensaciones. Al principio se ve todo algo borroso. Cuando la vista se acostumbra, encontrarás imágenes a 720p (de momento) que te rodean. De momento, en las pruebas, nos encontramos en la cabina de una nave espacial, el videojuego se llama ‘EVR’, una adaptación especial de ‘Eve Online’.

Empezamos en el hangar y, como si estuviésemos en él, podemos mirar en todas direcciones. Cuando miramos hacia abajo, nos vemos a nosotros mismos pero disfrazados de pilotos. Impresiona. Detrás, naves y el hangar en general: estamos rodeados por el juego.

El objetivo en ‘EVR’ es pilotar una nave espacial, y la sensación general es que estamos dentro de ella. Es tan realista que puede resultar mareante en la primera experiencia.

Juegos hechos a medida

Uno de los principales rasgos de Oculus Rift es que los juegos tienen que estar hechos a medida. De lo contrario, la sensación de realismo puede perderse fácilmente.

Ante la pregunta de, por ejemplo, cómo funcionaría el juego en un título tan conocido como ‘Skyrim’, los desarrolladores explican que, al no haber sido pensado para Oculus Rift, la adaptación sería nefasta. Habría que adaptar los drivers al aparato, de la misma manera que cada vez que jugamos con un juego nuevo adaptamos nuestro teclado.

Ahora queda por saber si Oculus Rift podrá llegar a hacerse un hueco en la industria, tras muchos intentos fallidos. Desde luego, este es el más logrado. Parece que nos adentramos en una época en que la realidad aumentada (véanse las Google Glass) y la realidad virtual, tendrán mucho que decir. Veremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.