Los mejores videojuegos indie: ‘Unsolicited’


Lucas Pope se hizo famoso hace un tiempo con un juego que reseñamos aquí: ‘Papers, Please’. La mecánica era muy sencilla: encarnábamos a un agente de aduanas que debía decidir a qué inmigrantes dejar pasar al país (una oscura república soviética) y a cuáles no. El juego, en forma de puzzle, se iba complicando cada vez más hasta la locura. Y fue todo un éxito.

Ahora llega un nuevo título de este excéntrico creador: ‘Unsolicited’. En este juego tendremos que encarnar nada más ni nada menos que a un trabajador. Y resulta de lo más adictivo. Lo repasamos a continuación.

‘Unsolicited’ se puede jugar desde el navegador del ordenador. En este caso nuestro cometido será rellenar de manera correcta un buen puñado de cartas. El título goza de un elemento curioso: fue desarrollado en 48 horas dentro del marco del Ludum Dare 33.

La idea es simple: debemos rellenar cartas proforma para un compañía llamada ACME. Debemos garantizar que todas las cartas estén bien rellenadas, que su contenido sea correcto, firmarlas, ponerlas en un sobre y posteriormente enviarlas. Sencillo, a priori.

Dificultad creciente, adicción al aburrimiento

A medida que avanza el juego aumentará la variedad de cartas que tendremos que manejar, pues otras compañías requerirán de nuestros servicios. Así, la dificultad va aumentando poco a poco y cuando dominamos cuatro o cinco compañías la cosa empieza a complicarse. Sobre todo porque tendremos límite de tiempo.

El juego, claro, está ambientado en los años 20, cuando la cuestión informática y la automatización de estos procesos todavía no existía. Y aunque a priori suene aburrido, ‘Unsolicited’ termina convirtiéndose en un auténtico rompecabezas que nos ayudará a desarrollar nuestras habilidades de memoria y velocidad.

Un título original de un tipo ya mítico en la industria del videojuego. A no perder de vista en la esfera de los juegos indie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.