La industria según Jade Raymond


Ubisoft Toronto está preparando la última entrega de una de sus franquicias más exitosas, ‘Splinter Cell’. Pero además de la ingente contratación de profesionales y la comprensible vorágine que suelen conllevar estas rectas finales, Jade Raymond, la capitana de ese barco, mantiene una visión a más largo plazo, reflexionando incluso sobre la próxima generación de videoconsolas.

Y no sólo videoconsolas. Los dispositivos de sobremesa puede que tengan sus días contados o, al menos, sí parece que tendrán que convivir en un diálogo de tú a tú con los smartphones, las tabletas y lo que sea que el futuro nos depare. A este respecto, Raymond lo tiene claro: “tenemos que empezar a experimentar con móviles y juegos sociales; la industria del videojuego está cambiando rápidamente”.

No obstante, Raymond no se suma a los apocalípticos que vaticinan el fin de las consolas. “Siempre habrá un mercado para el entretenimiento de mayor nivel, de gama alta”. Y dando muetra de lo mucho que la ciencia ficción ha aportado al desarrollo tecnológico, continúa con una cita a Star Trek: “Si las consolas se convierten holocubiertas yo voy a querer una…, y con eso no creo que puedas subirte al autobús”.

No obstante, y a pesar de esta postura tan sólida con las videoconsolas, Jade Raymond no deja de tener las plataformas móviles en el punto de mira, buscando enseñanzas en esta revolución que está transformando la industria. Así señala que los juegos AAA podrían investigar la interacción con las aplicaciones para móviles, buscando de este modo una mayor vida del juego.

Y en lo relativo a los juegos sociales, no podía dejar de mencionar a Zynga, que tanta admiración despierta en los grandes de la industria. Lo que hace unos cuantos años consiguió la Nintendo DS y la Wii, está siendo ahora mérito de Zynga: capturar a todos esos no-jugadores que sólo necesitan un empujoncito para entrar en el mercado.

Sobre los editores de mapa para los jugadores, la opinión de Raymond no es del todo positiva, señalando que aún permanecen fuera del interés, o al menos de la dedicación, de la inmensa mayoría de los jugadores, por muy amigable y simpático que sea el contexto, sus gráficos y animaciones. Y como para muestra, un botón, menciona el ejemplo que todos tenemos en mente: ‘Little big planet’.

En todo caso, es satisfactorio comprobar cómo la cabeza que está al frente de una de las compañías más poderosas de la actualidad, está bien amueblada, con ideas claras y proyectos a corto plazo que no entorpecen la previsión de un futuro lleno de partidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.