Cuatro motivos por los que merece la pena jugar a ‘Tomb Raider′


El nuevo ‘Tomb Raider′ ha supuesto al reinvención de una saga que tenía toda la pinta de haber quedado obsoleta. Vuelve Lara Croft y lo hace por la puerta grande.

Los cambios que ha sufrido este nuevo arranque de la saga frente a sus predecesores son considerables, pero parece que acertados. A continuación, os damos cuatro motivos para decidiros a disfrutar de este juego.

Excelente modo un jugador

La campaña individual de ‘Tomb Raider′ se caracteriza por tener un pulso narrativo de gran calidad cargado de escenas cinematográficas. Una aventura variada al más puro estilo Indiana Jones y recuperando la esencia aventurera de los primeros títulos de la saga.

Enigmas, amplias zonas que explorar, ruinas, tesoros, enemigos formidables y, cómo no, la siempre seductora Lara Croft, que a medida que pasan los años parece cada vez más real. Aún recuerdo cuando prometían al final del primer ‘Tomb Raider′ un desnudo integral de nuestra heroína poligonal. Ahora podemos disfrutar de un modelo muy realista que es capaz de todo, en una campaña que mezcla endiabladamente bien la esencia de los juegos de plataformas con los juegos de acción y rol más ortodoxos.

>

El triángulo del dragón, nuestro escenario favorito

‘Tomb Raider′ centra su acción en una isla conocida como El Triángulo del Dragón. Allí deberemos buscar la ciudad perdida de Yamatai. Se trata de un amplísimo escenario muy variado que ofrece multitud de situaciones diversas. Recuerdo el último ‘Far Cry 3′ y esa sensación de repetición continua. Aquí ya no ocurre. Estamos ante uno de los mejores diseños de escenario que he visto nunca.

Lara Croft evoluciona a medida que avanza el juego

Uno de los rasgos de ‘Tomb Raider′ es su factor de juego de plataformas. Una de las grandes habilidades de Lara es saltar, encaramarse, deslizarse y rodar por el desigual terreno y a través de complicados puzles.

Lo interesante es que el personaje progresa a lo largo de la aventura, y a medida que nos hacemos más fuertes, podremos llegar a lugares cada vez más recónditos. Esta evolución casi imperceptible funciona muy bien dentro del contexto de la narrativa del juego. Da sensación de libertad, de poder explorarlo casi todo.

Por otra parte, el hecho de ganar experiencia, al puro estilo rolero, nos permitirá especializarnos en diferentes ramas: luchadora, cazadora o superviviente. Nuestra destreza mejorará en aquellos aspectos que prefiramos, ofreciendo así muchas variantes de juego y la posibilidad de volver a disfrutar de la aventura desde perspectivas distintas.

El modo multijugador

Muchos han criticado el modo multijugador de ‘Tomb Raider′. Es cierto que no está a la altura de la campaña, pero también es cierto que ofrece un soplo de aire fresco a la franquicia. Los mapas son pequeños y en ellos juegan pocos jugadores. Podremos colocar trampas, escondernos, perseguirnos, etc.

Debe ser mejorado, pero abre una senda muy interesante para el futuro. Desde luego, estamos ante uno de los grandes juegos del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.