Condenan a Nintendo por infracción de patentes sobre 3D


Jarro de agua fría para Nintendo, que en los últimos meses ve tambalearse todo lo que lleva años construyendo. Un jurado federal de Nueva York ha condenado a la compañía a pagar más de 30 millones de dólares por infracción de patentes.

El problema radica en la utilización de tecnología 3D sin gafas para su consola portátil Nintendo 3DS. A continuación, todos los detalles.

Si no fuese porque la compañía tiene en caja más de 10.000 millones de dólares, la situación sería dramática. Las ventas de Wii U no despegan, entre cancelaciones de juegos, y parece que sus competidoras van a ser muy superiores (hablamos de la nueva Playstation 4 y la nueva Xbox 720). Pero la cosa no acaba ahí.

Seijiro Tomita, ex-empleado de Sony, ha ganado el pulso a la compañía nipona y ganará cerca de 30,2 millones de dólares por daños compensatorios.

¿Quién es Seijiro Tomita?

A poca gente le sonará su nombre. Sin embargo, es el propietario de una patente que permite ver imágenes 3D sin gafas, exactamente la misma que usa Nintendo 3DS. Esta misma tecnología la mostró a Nintendo en 2003 y la compañía la rechazó por excesivamente cara.

Sin embargo, a sus espaldas, desarrollaron la tecnología y la aplicaron años después a sus consolas, ante la sorpresa de Seijiro.

En defensa de Nintendo ha salido Scott Lindvall, abogado, que asegura que la tecnología que utiliza Nintendo 3DS no utiliza las características clave de la patente de Tomita. Sin embargo, los jueces no lo han creído así y la sentencia ha caído como un mazazo: 30 millones de euros no son moco de pavo en los tiempos que corren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.