Detalles de la actualización 1.7 de ‘The Elder Scrolls: Skyrim’


‘The Elder Scrolls: Skyrim’ se ha convertido en uno de los juegos revelación de este año. Sus espectaculares gráficos, su absorbente historia y su magnífica jugabilidad han hecho furor entre los jugadores aficionados al rol, que tuvieron por fin entre las manos un juego a la altura de sus espectativas, algo difícil en los tiempos que corren.

Afortunadamente, Bethesda ha querido seguir al pie del cañón, limando posibles problemas del juego y escuchando a la comunidad de jugadores. De manera que múltiples actualizaciones han aparecido para perfeccionar la jugabilidad y resolver los bugs. Ahora llega la actualización 1.7 que solventa algunos problemas de la esperada ampliación del juego que ya comentamos aquí. Vamos a repasar en qué consiste.

‘The Elder Scrolls: Dawnguard’ se lanzó hace apenas un mes y los usuarios rápidamente informaron de diversos bugs que ahora Bethesda ha querido solventar con esta nueva actualización.

En el caso de Playstation 3 se incluye en esta actualización el combate con caballería, y en el caso de Xbox 360 se han intentado resolver algunos problemas que presentaba el uso de Kinect.

Esta es la lista de cambios introducidos. Esperamos que os sea de utilidad:

– Se ha optimizado la memoria y la estabilidad del juego
– Solucionado un problema relacionado con las sombras del agua
– Se ha arreglado un curioso problema relacionado con el aterrizaje de los dragones
– Se ha solucionado un error lógico que se producía durante las pantallas de carga de la descarga de contenido
– El uso de la Presa vampírica al nadar ya no impide que se reproduzca la animación del personaje nadando
– Se ha mejorado sustancialmente el reconocimiento de los comandos de voz de Kinect (Xbox 360)
– Los gritos en lengua de dragón para Kinect en las versiones francesa, alemana, italiana y española ya funcionan adecuadamente (Xbox 360).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.