Sony rompe su contrato con Ericsson


Se veía venir. Sony ha decidido romper su contrato con Ericsson para la fabricación de móviles de forma conjunta. La compañía japonesa ha roto con la sueca para evitar problemas futuros pese a que el tándem nació hace unos años con mucha fuerza y con muy buenas expectativas de crecimiento.

En el mundo de la telefonía móvil las cosas no estaban yendo demasiado bien. La llegada de los smartphones ha perjudicado mucho a ambas compañías y ni siquiera Xperia Play ha servido para convencer a quienes quieren que un teléfono móvil también sirva para jugar en condiciones.

Tan mal iban las cosas que a Sony no le ha sabido nada mal pagar los 1.000 millones de euros que por contrato debía abonar a Ericsson en caso de dar por concluido el contrato antes de su fecha de finalización. Ahora deberá replantear su estrategia para satisfacer a los usuarios que por el momento se contentan acudiendo a la competencia.

Se comenta que el objetivo es crear un dispositivo que cumpla las funciones de smartphone, tablet y consola portátil. Se tiene que convertir en una PSN con servicio musical y alquiler de películas y juegos integrado. Sólo así conseguirán sacar a la venta un producto decente con posibilidades reales de éxito.

Ahora todos nos preguntamos qué pasará con Xperia Play. ¿Será un producto de Sony? ¿Será un producto de Ericsson? ¿Seguirá vendiéndose como si fuera de ambas compañías? Alguien deberá dar la cara por él para asegurar futuras ventas y para no provocar el enfado de quienes ya tienen su unidad en casa. Seguramente en los próximos días saldremos de dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.