Entra en el libro Guinness de los récords un turno de 40 horas de duración en ‘Hearthstone’


Los videojuegos también tienen cabida en el libro Guinness de los récords. En este caso, el récord tiene que ver con el juego de cartas ‘Hearthstone’, un titulazo que lleva bastante tiempo en boga y que posee una importante comunidad de jugadores.

Al parecer, uno de sus jugadores, Mamytwink, ha conseguido batir un récord curioso: lograr que un solo turno del juego dure hasta cuarenta horas. Claro está: al ser un juego por turnos no se trata de dejar el ordenador encendido, sino de jugar un turno con acción sin cesar durante 40 horas, toda una barbaridad. A continuación os explicamos cómo.

Para lograr mantener durante 40 horas activo un turno en Hearthstone, Mamytwink preparó una jugada especial con la colaboración de un amigo que se ofreció como rival. La partida se retransmitió por streaming con el riesgo de que cualquier movimiento en falso pudiera acabar con la partida de manera inesperada. Pero lo han logrado.

Cómo conseguir un turno de 40 horas con Hearthstone

Lo han hecho de la siguiente manera. En el tablero se colocaron siete copias del profeta Velen, una carta legendaria de la clase Sacerdote que permite duplicar el daño que efectuan los hechizos. Para conseguirlos, Mamythink se sirvió de una carta conocida como Manipulador Ignoto. Esta carta se convierte en una copia del esbirro elegido. Para obtener varias copias de los Manipuladores, utilizó la visión mental.

Por otro lado, cada profeta Velen ha engordado varias veces sirviéndose de El elegido de Velen, un tipo de carta que ofrece +2/+4 y +1 puntos de daño con los hechizos que se lancen.

A continuación, se utilizó la carta Bloque de Hielo para lograr que el Sacerdote no muriera al recibir los impactos enemigos, con la finalidad de impedir que la partida terminara de pronto.

Por otro lado, se lanzaron 9 cartas de Misiles Arcanos que, sumadas a los siete Profetas Velen consiguieron lanzar cada una de ellas 26.752 misiles. El total se cifra en 240.768 misiles, toda una barbaridad que ha permitido lograr un nuevo y curioso récord Guinness.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.