‘Dishonored: Dunwall City Trials’, análisis y crítica


Desde luego, ‘Dishonored’ ha sido uno de los juegos del año. Un lanzamiento con un presupuesto más o menos modesto que ha obtenido como resultado un juego perfecto a nivel de jugabilidad, historia y nivel gráfico. Quizá por este motivo, Arkane se ha decidido a lanzar una expansión en toda regla.

Y es que ‘Dishonored: Dunwall City Trials’ es un DLC muy extenso que nos ofrecerá horas de juego y diversión. Eso sí, la mecánica del juego cambia completamente. Vamos a descubrirlo.

Lo primero que merece la pena reseñar de ‘Dishonored: Dunwall City Trials’ es la falta de una historia o hilo conductor de los diversos mapas que ofrece el juego. Esto nos extrañó en primera instancia porque uno de los puntos fuertes del original era precisamente su excelente guión.

Digamos que esta expansión es un paquete de misiones, nada más ni nada menos que diez, que ofrecen distintas modalidades de juego y retos variados.

Cuatro modalidades de juego

Podemos englobar estos mapas en cuatro categorías: Sigilo, Combate, Puzzle y Movilidad.

En la modalidad de Sigilo se ofrecen dos misiones, una en la que tenemos que robar seis huevos sin ser vistos y otra muy parecida a una de las misiones del juego original: en una fiesta concurrida tendremos que aniquilar a un enemigo cuya identidad desconocemos. Gracias a una serie de pistas podremos descubrirlo.

La modalidad Combate es mucho más gore: en sus tres mapas aparecen oleadas de enemigos cada vez más fuertes que deberemos aniquilar de distintas maneras. Cuanto más ingeniosos seamos en la matanza, más puntos cosecharemos.

La modalidad Puzzle nos ofrece pruebas concretas que debemos cumplir con perfección. Por ejemplo, matar a un número determinado de enemigos en velocidad ralentí, o bien eliminar a una cadena de enemigos dispersos sin que esta cadena se rompa y sin que ninguno nos descubra.

Por último, la modalidad Movilidad está clara: tendremos que cumplir misiones en las que los movimientos y nuestras habilidades para manejar el desplazamiento rápido y el doble salto se pondrán a prueba.

Digamos que esta expansión echa en falta una historia y, además, la serenidad del juego original. Estamos ante una versión arcade del juego que hará las delicias del aficionado, pero que no despertará nuevas pasiones. No se han esforzado mucho en crear ‘Dishonored: Dunwall City Trials’, pero tampoco hacía falta: la expansión se sostiene por sí misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.