Comparativa: Los pads de PS4 y Xbox One


Hoy queremos traeros una nueva comparativa entre dos accesorios muy importantes para las futuras consolas de Sony y Microsoft: los pads. Y es que con el mando lo haremos prácticamente todo. Sobre todo, lo más importante: jugar.

A continuación, ofrecemos las especificaciones técnicas de cada mando y nuestras primeras sensaciones tras haberlos probado en exclusiva. Lo adelantamos, uno de los dos es claramente superior. Vamos a verlo.

El pad de Playstation 4, Dualshock 4

En primer lugar, nos centraremos en el DualShock 4, el pad de Sony evolucionado para la nueva Playstation 4. Estas son sus características técnicas:

Dimensiones: aprox. 162 mm x 52 mm x 98 mm (anchura x altura x profundidad). Es curioso, pero a estas alturas todavía aparecen como datos provisionales.
Peso: aprox. 210 g (también provisional).
Botones: botón PS, botón SHARE, botón OPTIONS, cruceta, botones de acción (triángulo, círculo, equis y cuadrado), R1/L1/R2/L2/R3/L3, dos sticks analógicos, panel táctil y, botón del panel táctil.
Panel táctil de 2 puntos de tipo capacitivo y mecanismo de clic.
Sensor de movimiento: sistema de detección de movimiento de 6 ejes (giroscopio de tres ejes, acelerómetro de tres ejes).
Puerto USB (Micro B), puerto de extensión y conector para auriculares estéreo.
Conectividad Bluetooth 2.1 + EDR.
Batería recargable de ion-litio. Voltaje de 3,7 V de CC y capacidad de 1000 mAh (estos datos figuran como provisionales).
Otras funciones: barra de luz, vibración y altavoz mono integrado.
Compatibilidad con Windows desde el primer día para funciones básicas.

Primeras sensaciones: El Dualshock 4 pesa cerca de 20 gramos más que la anterior versión del mando de Sony. Los principales cambios se sitúan en el ámbito de los sticks y con la inclusión de un panel táctil frontal.

Ahora, los gatillos son mucho más agradables. Ofrecen menos resistencia y más agarre. Es decir: son más cómodos al tacto y al uso. Algo que reprochar: la ubicación del Select y el Start. No resulta del todo cómodo acceder a esos dos botones. Afortunadamente, nos son fundamentales para jugar.

En cuanto al panel táctil, es una idea genial: puede servir como botón, como mapa, zoom y muchas diversas posibilidades asociadas a la jugabilidad. Veremos cómo lo exprimen las compañías de desarrollo.

El Pad de Xbox One

El pad de Xbox One no tiene nombre, pero es una evolución de la anterior versión, ahora algo menos estilizada. Estas son sus características técnicas:

Batería: podemos ponerle 2 pilas AA o una batería recargable de Ion-litio.
Botones: botón Xbox, botón View, botón Menu, cruceta, botones de acción (Y,B,A,X), R1/L1/R2/L2/R3/L3 y dos sticks analógicos.
Conectividad WiFi Direct.
Comunicación con Kinect a través de infrarrojos.
Puerto USB para cargador.
Puerto para el headset.
Compatibilidad con Windows prevista para 2014.

Primeras impresiones: queda claro que Microsoft ha pretendido ser algo más conservadora en el rediseño de su pad. Aun así, incluye 40 modificaciones. Ahora vibran también los gatillos, interesante novedad. Por otro lado, se ha modificado la cruceta para mayor comodidad del jugador. Además, Start y Back se han cambiado por View y Menu, y ha cambiado su diseño y disposición.

Ahora los botones superiores están más cerca del centro que en la anterior versión, algo que no acaba de gustarnos. Aun así, los gatillos han mejorado bastante: son más grandes y fáciles de agarrar. Por otro lado, es cierto que el tacto del mando es mucho más agradable.

Y sí, se ha solucionado la asignatura pendiente: la cruceta. En definitiva, un pad robusto y fiable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.