Analizamos tres proyectores para disfrutar de los juegos en pantalla grande


Si eres aficionado a los videojuegos seguro que tus sueños tienen que ver con la posibilidad de llegar a tener un día un proyector para disfrutar de ellos en pantalla grande.

Y ahora que se acercan las navidades y las fiestas de reyes, no queremos dejar pasar la oportunidad de analizar los tres mejores proyectores del mercado, para que puedas pasar un invierno metido, literalmente, en la esencia de tus videojuegos. Vamos a descubrirlos.

Los proyectores permiten obtener pantallas de entre 80 y 100 pulgadas sin perder resolución. Pero es necesario saber escoger un modelo que tenga una buena relación calidad / precio, algo que no siempre es sencillo conseguir. Aquí repasamos tres modelos que, seguro, merecen la pena.

Optoma HD25

El modelo Optoma HD25 ofrece un contraste de 20.000:1, un brillo de 2800 ANSI Lúmenes y tiene capacidad para alcanzar resoluciones de 1080p y para manejar imágenes en 3D gracias al uso de gafas.

Puede generar una imagen de entre 30 y 360 pulgadas en formato 16:9. Es decir, calidad asegurada. Y buen precio: en torno a los 850 euros (sí, parece caro, pero este tipo de aparatos duran bastante y merecen una buena inversión).

BenQ W1070 / W1080ST

BenQ ofrece dos modelos de proyectores muy interesantes. El primero es el W1070. Contraste 10.000:1, brillo 2.000 ANSI Lúmenes, capacidad para renderizar 3D y para alcanzar resolución 1080p.

El modelo W1080ST es prácticamente idéntico al anterior con una diferencia: está pensado para aquellos que no dispongan de una gran superficie de pared y que quieran un proyector potente para espacios reducidos. En efecto, el primero permite pantallas de hasta 235 pulgadas y este último tiene como máximo las 100 pulgadas a 2 metros de distancia.

El W1070 tiene un precio de 700 euros y el W1080ST un precio de 950 euros.

BenQ MW523

Por último, queremos proponeros el modelo más económico y potente, es decir, el modelo con mejor relación calidad / precio. No es un proyector que tenga resolución Full HD, sin embargo ofrece un contraste 13.000:1 y un brillo de 3.000 ANSI Lúmenes. Esto permite una pantalla de hasta 300 pulgadas.

Y el precio, lo mejor: 400 euros. Muy recomendable para usos ocasionales. Pero si sois fans de la buena imagen, merece la pena apostar por los anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.