Los personajes más molestos y pesados del mundo del videojuego


Tras salir de la navidad cargados de turrones, polvorones y muchos regalos, volvemos al trabajo con la intención de hablaros, como siempre, de los mejores juegos del mercado. Pero hoy os queríamos traer algo un poco distinto.

Y es que últimamente nos estamos aficionando a las listas bizarras. El otro día hablamos de los personajes más poderosos del mundo del videojuego. Pues bien, hoy queremos hablaros de los personajes más infumables y molestos, aquellos que no hemos podido aguantar al verlos, por pesados. Una entrada divertida para acercarnos al fin de año. Vamos allá.

The Dog, de ‘Duckhunt’

¿Qué hay que hacer en este juego? Cazar patos. Para ello, contaremos con la ayuda de un perrito bastante cansino que nos facilitará que salgan volando para que les cacemos. No sólo es repetitivo, sino que para entrar en materia y poder jugar tenemos que esperar, cada vez, a que haga su absurdo numerito. Infumable.

Slippy Toad, de ‘Star Fox 64’

Dejando al margen los espantosos movimientos mecánicos que tenían los personajes de este juego de Nintendo 64, hay que mencionar a esta pequeña rana que, además de decir tan sólo tonterías, lo único que hacía cuando jugábamos con ella era estropearnos la partida como fuera. Una IA absurda facilitaba que perdiéramos los nervios.

Lester, de ‘Lester the Unlikely’

Si no conoces este juego, considérate afortunado. Es apto sólo para jugadores absurdos. Lester, el personaje principal, es una suerte de Ace Ventura mal hecho con el que deberemos pasar una serie de niveles al estilo plataformas. Al margen de que es dificilísimo de controlar, sus gestos y obscenidades cansan ya desde la primera pantalla.

Baby Mario, de ‘Yoshi’s Island’

Si ya resulta molesto el llanto de un bebé en la realidad, imaginaos dentro de un videojuego. Aquí, el pequeño Mario nos acribillará de la manera más cruel para impedirnos disfrutar de la partida. Un horror. Luego, cuando crece un poco, será todo un lastre para nuestra aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.