Los mejores videojuegos Indie: ‘Machinarium’


‘Machinarium’ fue uno de los videojuegos que, en el año 2009, marcó el comienzo de una nueva era en el desarrollo de los estudios independientes.

Hasta la fecha todas las producciones alternativas no habían gozado de un diseño o un apartado gráfico muy cuidado. Hasta que llegó Jakub Dvorsky, un joven programador con una genial idea entre manos: ‘Machinarium’

En este videojuego encarnamos a un pequeño robot, similar al que Pixar llevó a la pantalla en ‘Wall-e’, que quiere reencontrar a su acompañante secuestrada. La acción se sitúa en una suerte de ciudad vertedero en la que trabajan otros robots.

Como suele ocurrir en estos juegos más bien conceptuales, aparecemos en dicha ciudad sin muchas indicaciones de lo que hay que hacer a continuación. Tan sólo se nos indica que hay que encontrar una persona, nuestra pareja. Y aquí aparece la primera novedad: no hay líneas de diálogo, sino que los robots piensan según dibujos. La solución, que en apariencia no tiene mucha trascendencia, a lo largo del juego nos deja momentos memorables al estilo cómic.

Una vez empezamos a jugar no queda claro si estamos ante una aventura gráfica o un juego de puzzles. En realidad, se trata de una miscelánea entre ambos. Según avanzamos por las diversas localizaciones tendremos que resolver complicados puzzles (algunos francamente difíciles) que nos permitirán seguir avanzando. Para ello dispondremos, como es habitual, de objetos que utilizar y, además, podremos entrar en contacto con otros personajes, robots malignos bastante curiosos y muy bien diseñados.

La idea es sencilla y no parece guardar muchas diferencias entre otros videojuegos por el estilo. Sin embargo, el excepcional apartado gráfico destaca tanto por su originalidad como por su diseño. Los personajes tienen mucha gracia, incluso nuestro protagonista tiene un aspecto fascinante. Todo ello redunda en una total inmersión por parte del jugador.

En efecto, en apenas media hora de juego ya no podemos dejar este mundo mecánico y decadente en el que está ambientado ‘Machinarium’. Las animaciones, los gráficos y los puzzles especialmente pensados para ser adaptados a un mundo mecánico hacen de este juego una pequeña joya que nadie debería perderse.

Apenas pesa 500 mb y apenas dura dos o tres tardes tranquilas de juego. Pero descubrir ‘Machinarium’ significa entrar en un mundo de videojuegos facturados por un puñado de desarrolladores con apenas medios pero con toneladas de ingenio y cuidado. ¡Os lo recomendamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.