‘Fish Live’, la pecera en tu móvil


El tamagotchi fue un juguete que entusiasmó en la segunda mitad de los noventa y que, sin saberlo, plantaría la semilla de un género –o subgénero- de videojuego, el simulador de mascotas. La Nintendo DS, videoconsola que sobre todo en sus inicios sacó multitud de títulos dirigidos a un público que nunca antes se había acercado a los videojuegos, conoció una temprana cumbre con ‘Nintendogs’, una pequeña pieza maestra de Miyamoto. A partir de ahí, la sucesión de mascotas virtuales fue frenética, no quedó animal sin tener su videojuego… hasta que se pasó la moda y los nuevos títulos que fueron saliendo quedaron en el rincón de los juegos infantiles, y ahí gozaron –o padecieron- irregular fortuna ya que novedades más seductoras les comían el terreno. Por otra parte, cuando los simuladores de mascotas ya estaban de capa caída, las redes sociales comenzaron su apogeo y con él, los videojuegos sociales, mucho de los cuales incluyen una mínima parte de gestión, tales como el emblemático ‘Farmville’.

Pues bien, en las últimas semanas está causando furor en los dispositivos móviles un videojuego que combina los elementos básicos de los géneros citados más arriba: se trata de un simulador de mascota con cierta gestión y cierto componente social. Nos estamos refiriendo a ‘Fish Live’.

En ‘Fish Live’ el jugador gestiona una pecera –o varias, según va subiendo de nivel-. Compra peces, los alimenta hasta que se hacen adultos y luego los vende por un precio mayor. Además de la alimentación, es conveniente cuidar la decoración, sobre todo si queremos tener la pecera más bonita de nuestro círculo de amistades. ¿Podemos interactuar con los peces? Sí, de igual modo que con los peces de la vida real: esto es, casi nada. Tocamos la pantalla y ellos huyen. Nada más, pero tiene su gracia.

Según vamos vendiendo peces y cuidando la pecera, adquirimos, además de dinero para afrontar mayores inversiones, experiencia, la cual nos permitirá subir de nivel y acceder a nuevas especies.

Y ya está. En el juego no pasa nada más. Como en las peceras. ¿Fascinante? Sí, fascinante.

Juegos móvil, Simuladores,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.