Team Meat critica la facilidad de muchos juegos para móviles


Cuando la Wii se convirtió en un juguete para amenizar una fiesta pijama y la Nintendo DS en un sudoku con soniditos, muchos aficionados a los videojuegos sentimos alegría porque significaba que, por un lado, el mercado se estaba abriendo y también, visto desde el lado del usuario, que el de los videojuegos dejaba de ser un entretenimiento gregario, propio de los protagonistas de ‘Big Bang Theory’. Todo el mundo podía jugar a los videojuegos, incluso tu abuela, aunque ella lo viviera como ejercicios para mantener la agilidad mental, o tu madre, aunque ella estuviera convencida de que estaba haciendo yoga.

Este ensanchamiento de público ha dado juegos, e incluso géneros, que a los que llevamos jugando desde los tiempos del ‘Pong’ nos escandaliza hasta lo más profundo por lo ñoño y lo insulso que nos resultan. Sin embargo, ahí están, atrayendo jugadores y generando ingresos.

Los smartphones han convertido prácticamente a todo el mundo en portador de una videoconsola. En consecuencia, se están desarrollando multitud de videojuegos que puedan satisfacer a todo el mundo, con el probable riesgo de hacer productos despersonalizados y flojos.

Edmund McMillen, responsable de Team Meat, lo ha escrito elocuentemente en su blog:

Un tema que está de moda estos días es utilizar una técnica muy básica en videojuegos y colgar una ‘zanahoria potenciadora’ enfrente del jugador. El jugador ve la zanahoria y la quiere. Todo lo que hay que hacer es repetir unas acciones muy rudimentarias para obtenerla, y una vez que la obtiene aparece otra y le pide que haga más cosas… Pero ahora, en vez de conseguir esos ‘objetivos’ siguiendo las reglas, puedes simplemente pagar un dólar e inmediatamente consigues tu objetivo. O mejor, paga 10 y desbloquea todos los objetivos sin tener que jugar al juego. No hay palabras para expresar lo jodidamente equivocado y horrible que es esto, para los juegos, los jugadores y la plataforma en general… Esta táctica de negocio es una bofetada en la cara al auténtico diseño de juegos y representa todo lo malo de la escena de juegos móviles y casuales.

En realidad, parece más una pataleta que otra cosa, pero bueno, no deja de ser la opinión de un desarrollador y conocerla siempre es bueno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.