Los mejores videojuegos indie: ‘Thirty Flights of Loving’

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Hoy os presentamos un videojuego que tiene una particularidad muy curiosa que muchos, a priori, rechazarán de inmediato: apenas dura catorce minutos. Quizá sea uno de los juegos más breves de la historia. Pero si os fiáis de nosotros, leed esta reseña y comprenden por qué merece la pena.

Se trata de ‘Thirty Flights of Loving’, diseñado por Brendon Chung, un maestro en el ámbito de los videojuegos independientes. Y así lo demuestra con este título, una absoluta maravilla. Vamos a descubrirlo.

Catorce minutos de duración pueden parecer algo escasos, pero si tenemos en cuenta la calidad de este juego en comparación con muchos otros, van a ser catorce minutos gloriosos. Sobe todo desde el punto de vista de la historia. Además, para que el usuario no se quede con regusto a poco, el juego incorpora a su predecesor, ‘Gravity Bone’.

En primer lugar, cabe destacar que ‘Thirty Flights of Loving’ es tanto un juego como una pequeña historia. Algo así como un cortometraje jugable. Mezcla cine negro, acción y arte vanguardista. Esos catorce minutos de juego recuerdan mucho al arranque del mítico ‘Half-life’, una suerte de escenario guionado en el que teníamos sensación de plena libertad y en el que seguíamos estrictamente un hilo narrativo prefijado.

Un juego que te hará pensar

Sin duda, una de las grandes virtudes de este juego es que deja mucho espacio para que el jugador interprete los sucesos que presenciará. Nos moveremos en primera persona y podremos interactuar con los elementos y personas del escenario. Amor, traición, amistad, recuerdos inconexos que tendremos que unir con habilidad para poder resolverlo.

Con una factura gráfica minimalista, se nos ofrece un mundo completamente original cargado de referencias al mejor cine de autor. Como prueba os dejamos un breve vídeo de presentación. Pero no dejéis de jugarlo: os ofrecerá una nueva perspectiva de lo que puede llegar a ser un videojuego mezclado con cine y una buena historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *