Jugar demasiado a videojuegos antes de dormir podría ser perjudicial

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Una vez más, la ciencia trata de explicar el fenómeno de los videojuegos y el efecto que éstos pueden tener sobre la conducta humana y, en concreto, sobre nuestras funciones cerebrales generales.

Esta vez han sido científicos de la Flinders University de Australia quienes han concluido a raíz de un estudio que jugar por la noche, con nuestra consola o PC, antes de ir a dormir, puede alterar gravemente nuestros ciclos de sueño.

El artículo ha sido publicado en la prestigiosa revista Medical Xpress. En el estudio se investigó a lo largo de dos días a 17 jóvenes que, antes de ir a dormir, jugaron durante una hora o dos a videojuegos violentos. Unos sensores implementados en los sujetos, midieron diversos datos biométricos, como por ejemplo las pulsaciones del corazón.

Al parecer, esto jóvenes tardaron más tiempo en conciliar el sueño debido al haber jugado poco antes y experimentaron desordenes notables en el sueño.

La regla dice así: cuanto más tiempo se invierte en jugar a videojuegos antes de irse a dormir, más tiempo se tarda en conciliar el sueño. Efectivamente, los sujetos que no jugaron o que apenas jugaron antes de ir a domir, conciliaron el sueño en apenas unos minutos, de acuerdo con la normalidad.

Sin duda, estamos ante un interesante estudio que nos dice algo que parecía obvio. Y es que tras jugar a ciertos juegos, ¿cómo iba a quedarse nuestro cuerpo relajado y dispuesto para el sueño? Ese es el objetivo de la gran mayoría de los títulos disponibles: hacernos sentir cosas, emociones, temor; desatar nuestra adrenalina.

En cualquier caso estamos de acuerdo con los resultados. Antes de ir a dormir sería mejor que nos relajáramos y disfrutáramos de algo que nos ayudara a dormir… a menos que nuestras locas ganas de jugar nos lo impidan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *