Promueven una ley para que se advierta del peligro que supone jugar a videojuegos violentos


En Atlanta va contra la ley atar una jirafa a un poste del teléfono o a una farola. En Denver es ilegal prestar la aspiradora al vecino. Estados Unidos, ese paraíso para las leyes lógicas y razonables está siendo escenario de una nueva gesta, aún en barbecho, pero que a nadie sorprenderá demasiado si finalmente germina: se está planteando poner advertencias en las cajas de los videojuegos semejantes a las que hay actualmente en las cajetillas de tabaco.

La propuesta ha surgido de dos políticos, Joe Baca, republicano, y Frank Wolf, demócrata; pese a ser adversarios políticos se han unido ante un enemigo común: los videojuegos. En particular, los que encierran violencia: de momento los aficionados a los ‘Sims’ pueden jugar tranquilos.
SEGUIR LEYENDO “Promueven una ley para que se advierta del peligro que supone jugar a videojuegos violentos”